PARTEKATUBAG surge dentro de la convocatoria 2019 de Proiektuen Azoka, el proceso que desde la participación ciudadana, pretende dar vida a ideas, recursos y herramientas que busquen la transformación social positiva. La edición de este año, celebrada en el Impact Hub el 14 y 15 de junio, ha girado en torno a idear soluciones que hagan frente a la problemática del plástico.

En este contexto, los números son alarmantes, ya que la Agencia Europea del Medio Ambiente calcula que unos 10 millones de toneladas de basura (en su mayoría plástico) llegan cada año a los océanos con importantes consecuencias medioambientales, sanitarias y económicas. A su vez, una gran parte del plástico abandonado, procede de los objetos de un solo uso, como botellas y bolsas. De hecho, se calcula que cada europeo utiliza 200 bolsas de plástico cada año.
Es por eso que el proyecto ha surgido como una optativa a evitar el uso de plástico, al facilitar un dispensador donde podremos encontrar una bolsa de tela para hacer la compra aunque no podamos pasar por casa